Pico de Curavacas desde Vidrieros

Ascensión al Pico Curavacas en el Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre (Montaña Palentina)

El pico Curavacas (2524 m) se encuentra en la Montaña Palentina en el macizo del Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre, en la Cordillera Cantábrica.

El Pico de Curavacas desde Vidrieros será el itinerario escogido para el día de hoy.

Datos básicos

El punto de inicio es el propio pueblo de Vidrieros, al final del pueblo hay un aparcamiento, nosotras lo dejamos delante del restaurante El Molino donde desayunamos un par de ricos pinchos de tortilla, aquí llegamos por la carretera de P-216 desde Triollo, situado en el Embalse de Camporredondo que alimenta el río Carrión y el arroyo de las Lomas, Rio Chico, Arroyo de Cueva Rodrigo o Rio Valcobero entre otros.

Los datos son de ida y vuelta:

Distancia: 10,95 km. Desnivel +: 1257 m. Tiempo empleado: 5h 37 minutos. Dificultad: Moderada. No es una excursión propiamente de senderismo, hay que subir la mayor parte del tiempo por una tartera, la parte final requiere utilizar en algún momento las manos y encontramos un paso de destrepe y escalada (a la vuelta), Paso de La Llana, pero no nos hizo falta material de seguridad. Se requiere cierta costumbre en estos menesteres. Atención con la caída de piedras producida por los propios montañeros.

Track GPS Curavacas desde Vidrieros

Descárgate track aquí:

Crónica al Curavacas desde Vidrieros

Empezamos a caminar dirección noroeste entrando en el Camino de Valdenievas, una pista que hacemos a pie rápidamente.

El día hoy es algo inestable y con mal tiempo no es aconsejable hacer esta cima ni ninguna de la montaña Palentina ya que la niebla las hacen rutas perdedoras, pero creemos que se va a aguantar así que decidimos salir y si empeora daremos la vuelta, el GPS nos sirve para no perdernos en caso de niebla.

Bego camina ligera y a mí me cuesta seguirla, primero porque estoy menos entrenada y segundo porque los dos pinchos de tortilla con los dos cafés con leche me están pasando factura, en pleno proceso de digestión intento que mis piernas me obedezcan, pero está claro que necesito procesar lo ingerido mínimamente.

Al entran en el camino que resigue el arroyo Cabriles empezamos a subir, pero de momento sin esfuerzo. Al salir de la zona del arroyo, entramos en un bosque de arbustos bajos mayoritariamente con flores amarillas que le dan un bonito color a la excursión.

No tardamos en encontrar piedras y que estas acaben siendo un pedregal o tartera cansina. Lo que queda de día es subir la interminable tartera, mejor por derecha que parece que hay más camino, pero irás por donde te lleve tú intuición.

El Curavacas parece cercano, está todo el desnivel en este tramo, al final la tartera se convierte en una pared que vas subiendo fácilmente y utilizando puntualmente las manos para superar o equilibrar los pasos.

Atención porque esta última zona es donde pueden caer piedras y al ser vertical bajan con velocidad. Nosotras vamos siguiendo los hitos de piedras que nos llevan al Paso de La Llana.

El Paso de La Llana es el más complejo del día, es un destrepe a la ida y una trepada o escalada a la vuelta, no me parece difícil, pero hay que prestar atención, es un resalte de 1,5 metros que bajamos bien y lo subimos mejor a la vuelta.

El Paso de La Llana y la cresta final son los puntos más peligrosa si entra la niebla, ya que puedes desorientarte y acabar en otro valle o perdido. Cómo ahora tenemos visibilidad y queda solo la cresta cimera decidimos continuar hasta la cima del Curavacas. Una cima alargada, con un patio importante en su cara sur y una ladera expuesta en su cara norte, mi consejo es que sigas los hitos.

Tras unos minutos haciendo fotos y hablando con un lugareño decidimos bajar por dónde hemos subido. La pedrera se hace larga, pero en realidad no es para tanto porque subir y bajar nos ha llevado poco más de 5 horas.

curavacas
Sonia y Bego en Curavacas

Cerramos la jornada montañera comiendo en el restaurante El Molino, está mañana la camarera nos ha atendido muy bien y ahora no han sido menos el resto de sus compañeros, un buen lugar para empezar y acabar la ascensión al Curavacas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.