Etapa 10. Camino Ignaciano desde Zaragoza a Bujaraloz en bicicleta

ETAPA 10. CAMINO IGNACIANO

DIA 3 . ZARAGOZA – BUJARALOZ

Zaragoza – El Burgo de Ebro – Pina de Ebro – Bujaraloz

Dia de toma de decisiones en el Burgo de Ebro debo decidir si seguir El Camino Jacobeo del Ebro hacia el Delta del Ebro, o el Camino Catalán por Zaragoza a la inversa que es el Camino Ignaciano, elijo finamente Camino Ignaciano para volver a Montserrat.

Datos básicos

Ruta de Zaragoza a Bujaraloz por el Camino Ignaciano.

Distancia: 81 km

Desnivel positivo: 523 m

Tiempo en movimiento: 5 h 51 minutos

Zaragoza – El Burgo de Ebro 18 km

Descansar no he descansado mucho, hoy es 12 de octubre, día del Pilar, estoy en Zaragoza y aquí toda la noche ha habido concierto. El albergue dónde me he alojado estaba bastante céntrico así que no he descansado bien, además decido madrugar porque no tengo claro dónde dormiré, en la jornada de hoy quiero llegar lejos pero depende mucho del alojamiento no hay demasiados albergues, estoy en el puente del Pilar y tengo que cruzar los Monegros con lo que no tengo claro hasta donde llegaré.

Me levanto antes de las 7 horas y de noche empiezo a pedalear por el carril bici que rodea toda Zaragoza (es genial) antes de las 8 h que es cuando amanece encuentro un bar donde poder desayunar y esperar que se haga de día para recorrer los caminos con mayor seguridad. La salida de Zaragoza es fácil pero es muy larga, es una ciudad grande. Conviven el camino Ignaciano con el Camino del Ebro continuamente. Aprovecho que el amanecer es espectacular para tomar algunas fotografías.

Después de salir de Zaragoza, el paisaje se me hace muy feo, zonas industriales, caminos “destartalados” y ruinosos, ruidos (la autopista se encuentra cerca y otras carreteras), no me gusta nada y quiero alejarme rápidamente, el primer lugar por donde paso es La Cartuja Baja, no llego ni a entrar al pueblo las indicaciones ya me permiten bordearlo y seguir por las pistas hasta El Burgo de Ebro.

camino-ignaciano-en-bici

Aquí se separa el Camino Ignaciano y también Camino Catalán por Zaragoza del Camino Jacobeo del Ebro y Camino Natural del Ebro

El Burgo de Ebro – Pina de Ebro 23 km

Toca llanear por pistas rodeados de algunas industrias hasta Fuentes del Ebro, el río Ebro nos acompañará a nuestra izquierda. Atravesamos la urbanización Virgen de la Columna y la ermita de mismo nombre.

Al salir de Fuentes de Ebro, hay tramos donde se avanza paralelo a la vía del tren. No tardaré mucho en llegar a Pina de Ebro, el día es agradable y no es ni muy frío ni muy caluroso. En Pina de Ebro se divide el Camino Catalán por Zaragoza que va hacia Montserrat, Manresa y va hacia Francia (también Barcelona) y el Camino Jacobeo del Ebro que nos lleva hasta el Delta del Ebro. Al llegar al pueblo intento buscar alguna indicación pero la verdad solo encuentro carteles que me indican otros caminos y el Camino del Ebro, puedo encontrar las marcas naranjas del Camino Ignaciano que son las que a mí me valen (el Camino Catalán por Zaragoza hacia Montserrat lo hace a la inversa siguiendo marcas amarillas), sigo por pistas forestales y el paisaje de momento es de lo peor vivido hasta ahora, no me parece nada bonito pero si es fácil avanzar así que aprovecho y voy haciendo. Antes de llegar a Pina de Ebro tomo una carretera asfaltada pero después pistas forestales de nuevo.

Pina de Ebro – Bujaraloz 38 km

En Pina de Ebro empiezan el desierto de Los Monegros y hasta el pueblo de Bujaraloz,  casi 40 km más tarde no hay más que desierto sin poblaciones entre medio,  por lo que conviene ir preparado con agua especialmente y comida para estar unas horas navegando por aquí, para un peregrino esto puede ser una etapa realmente dura para un ciclista si el terreno está seco y no es época de calor “creo” que puede ser bastante sencilla, hay alguna pista con piedras pero lo que vi me pareció bastante ciclable. Digo “creo” porque yo tuve la mala suerte de encontrarme un terreno embarrado, parece ser que días anteriores había llovido y hay zonas en Los Monegros donde se acumula una arena fina que con agua se convierte en algo imposible de atravesar con bicicleta.

¡Ojo amigo ciclista! aquí quiero puntualizar para que a nadie más que vaya en bicicleta le pase lo que a mí, os tenéis que informar se ha llovido en días anteriores o si va a llover porque Los Monegros con barro puede ser un auténtico “infierno” y yo lo viví en primera persona. El caso es que los primeros kilómetros la pista estaba bastante compacta y pedregosa con lo que la humedad no se dejó mucho ver y pude pedalear con cierta dificultad pero con normalidad, al llevar aproximadamente 20 km me encontraba en un cruce donde las indicaciones del Camino Ignaciano me llevaban hacia una pista a la izquierda, estaba empezando a encontrar algún que otro charco y me estaba poniendo algo nerviosa pero no podía hacer más que cruzar los dedos para que la cosa no fuera a más, el caso es que si fue a más y si empecé a encontrar la pista embarrada, ilusa de mí pensé que podría pasar y a los dos metros me quede clavada literalmente, ¡ooooo dióssssss! contra más intentaba moverme peor era, se quedo todo la transmisión y los amortiguadores con la rueda tan lleno de barro que no podía hacer nada, empujé lo que puede para avanzar en muchos minutos muy pocos  metros, era imposible no podía y la pista embarrada al menos tenía unos cientos de metros. Este creo que fue el peor momento de todos los vividos en el camino, es desesperación e impotencia, sola y nadie cerca de mí, eran las 13 h aproximadamente aún tenía margen de hacer algo aunque pareciera imposible tenía que intentar mover la bici. Lo único que puedo hacer finalmente, es desmontar todas las alforjas (corta bridas que la sujetan, quitar pulpos, quitar portabultos,…). Empiezo a hacer una tarea que requiere paciencia, y es moverme unos metros con los portabultos, dejarlos, volver para atrás sacar la bicicleta del barro y subirla por la montaña (que aunque llena de arbustos, menos más que llevaba cámaras tubelizadas, voy avanzando muy costosamente) o ir campos a través porque por la pista es imposible y dejarla donde los bultos o más adelante, volver al equipaje avanzarlo y así repetidamente durante casi 1 hora. La pista es inacabable y estoy desesperada pero no me queda otra que seguir y seguir, afortunadamente veo pasar a 1 km aproximadamente un camión, así que otra opción que tengo es cruzar un campo de cultivo y llegar a la carretera abandonando la pista embarrada que no sé cuanto durará. Pierdo la noción del tiempo pero creo que aproximadamente a las 14:30 h llego a la carretera. No puedo utilizar el cambio ni los frenos porque está todo lleno de barro pero si puedo pedalear y al moverme, el barro va cayendo y aunque la bicicleta está muy sucia consigo dar pedales después de mucho rato. Pongo las alforjas, vuelvo a montar la bicicleta y tranquilamente voy pedaleando por la carretera secundariapor la que no pasan casi coche, a  los pocos kilómetro llego a la nacional y el tráfico ya es una locura,camiones pasando a 100 km/h muy cerca de mí, hay un buen arcén (menos mal) pero es bastante estresante. La suerte está de mi lado y encuentro una gasolinera, puede limpiar la bicicleta y aprovecha para llamar por los pueblos que tengo más adelante para ver si hay donde dormir, menos mal de los teléfonos con internet, al final encuentro sitio en un hostal en Bujaraloz a 10 km de dónde estoy, son las 15:30 h aproximadamente así que al final será uno de los días que más pronto acabaré, que dormiré mejor (en un hostal) y que comeré comida casera, tiempo para ducharme, relajarme, y pasear por el pueblo. He empezado mal pero he acabado muy bien.

El desierto de Los Monegros es una trampa mortal para bicigrinos y peregrinos, por su soledad, por su clima extremo y porque es fácil perderse si no estás atento a las marcas pero yo en el día de hoy he aprendido una lección que ya conocía, no entres a los Monegros si ha llovido en días anteriores (parece que se me olvidó lo que paso en la carrera de la Orbea Monegros 2012 que se hace en bicicleta y que la lluvia hizo que muchos ciclistas lo pasaran realmente mal, entre ellos mi amigo Jose, pues parece que se me había olvidado). También hay que pensar en el alojamiento, hay muchos hostales cerrados y no hay albergues en muchos kilómetros.

camino-ignaciano-en-bici

El infierno de los Monegros, no tengo fotos más dramáticas porque “no estaba el horno para bollos”

camino-ignaciano-en-bici

A 10 km de Bujaraloz, encuentro está gasolinera dónde puede llamar para encontrar un sitio para dormir, refugiarme de la lluvia y limpiar la bicicleta, Los Monegros casi me matan pero 2 horas cambia mi suerte.

camino-ignaciano-en-bici

Aquí se separa el Camino Ignaciano y también Camino Catalán por Zaragoza del Camino Jacobeo del Ebro y Camino Natural del Ebro

camino-ignaciano-en-bici

En el Hostal Las Sabinas de Bujaraloz

Alojamiento

Hostal Las Sabinas en Calle Sta. Ana, 6, 50177 Bujaraloz (tel. 976 17 34 50). Coste 22 euros. Calidad – precio, estupendo y puedes descansar mejor que un albergue, además hay bar-restaurante.

Descárgate el track

El track está grabado con el Garmin Edge 520 pero el track no está limpio, a la salida y llegada de los sitio puede haber alguna vuelta de más.

Descárgaté el track de esta etapa cliclando Aquí: CAMINO IGNACIANO. Dia 10. Zaragoza – Bujaraloz.gpx

Instagram @nonstop_es ETAPA 10

https://www.instagram.com/p/BozTmBBlbGA/?utm_source=ig_web_copy_link

 

Deja un comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Nonstop se reserva el derecho a eliminarlos y a no publicarlos.