Salamandra común, un anfibio que le gusta disimular

Siempre que veo una salamandra común en la montaña, se queda inmóvil como intentando pasar desapercibida pero su color negro y amarillo para nada la hace transparente a ojos del excursionista. Incluso he llegado a pensar que estoy delante de un muñeco, de lo

salamandra-comun

Alucinando con la Salamandra comun, es preciosa sin duda

bien que disimula este anfibio.

Salamandra común, pienso en amarillo y negro

Morfología

Estamos hablando de un anfibio con cola (urodelo) conocido científicamente con el nombre de salamandra salamandra o salamandra común. Su aspecto es elegante, aunque tan solo mide entre 10 y 20 cm aproximadamente, a veces incluso un poco más.

De color negro y manchas amarillas tiene un aspecto altivo y fabuloso, su cabeza es bastante grande y algo plana. Destaca las glándulas parótidas en la cara y unos ojos grandes. La cola tiene un final redondo, fuerte y corta, por otro lado, las patas parecen potentes, también son cortas y con los dedos característicos de los anfibios. El aspecto general de la salamandra común es fuerte y compacto con un tono brillante especialmente por el lomo y con aspecto resbaladizo.

Las manchas amarillas predominan por la parte más visible del animal, es decir, por la espaldas, por el vientre se diluyen e incluso desaparecen. Depende en que zona se encuentra la salamandra común será más “chillonas” o incluso casi invisibles estás manchas amarillas que tan bonita la hacen.

Me entusiasma saber que este anfibio puede vivir hasta 20 años o en alguna ocasión incluso más.

Hábitat

Como curiosidad diremos que en la Península Ibérica hay varias subespecies de la Salamandra común adaptada al medio en el que se encuentra, puedes encontrarla en alta montaña pero también en valles muchos más bajos. Depende dónde la veas, será más o menos

salamandra-comun

Ejemplar de Salamandra común vista cerca del Torrent de Vall-Llobre en la ascensión entre setcases y el Costabona a 1400-1600 m. Pirineos Girona

grande, y con las manchas amarillas más o menos visibles.

Prefiere vivir en zonas boscosas, donde predominan los bosques húmedos o sombríos, cerca del agua como los humedales, pastizales o torrentes. Siempre huyen de los terrenos más secos. Suelen estar escondidas bajo las piedras, las hojas o las plantas durante las horas de sol y para esconderse de sus depredadores. Se mueve en un radio de entre 10 y 20 metros.

Hábitat en la Península Ibérica

Se encuentra entre 0 y 2000 metros, y abundan especialmente por la franja norte de la Península Ibérica como es lógico ya que disfrutan más con el agua. Abundan en comunidades como Galicia y Asturias pero puedes encontrarlos también en el sistema Bético, Central…etc., eso sí, siempre donde haya bosques y humedad.

Cría y reproducción

La Salamandra común entra en celo en otoño y utiliza la noche para aparearse. Las primeras larvas o crías aparecen en diciembre pero es hasta febrero que pueden dar a luz (incluso se ha visto más tarde), cada ejemplar puede poner 30 ó 40 larvas. Las Larvas ya se muestran potentes y fuertes, con cabeza predominante y las patas bien formadas, preparadísimas para nadar ya que la madre pone las larvas en charcos, pequeños manantiales o humedales.

Las crías son diferentes a los adultos, tienen una cresta dorso-caudal en la espalda y parte de la cola, no tiene los colores vivos de los padres sino que nace con un color gris y pardo, aunque también algo brillante. A los 4 meses o antes ya empiezan a adoptar el aspecto de un adulto y aunque son mucho más pequeños de tamaño ya dejan el agua para buscarse la vida superada el periodo de metamorfosis. Son completamente adultos y con edad de reproducirse a partir de los 3 años.

Alimentación y vida

Se alimenta de pequeños bichos como caracoles, gusanos, arañas, y otros insectos.

La salamandra común es de vida nocturna y terrestre, aunque le guste los sitios húmedos. Casi siempre se deja ver después de un día lluvioso en algún camino, en verano es más difícil verla y más en zona soleadas.

Enemigos potenciales

El principal es el hombre que va destruyendo sus hábitas, los bosque dónde vive. Pero tiene otros enemigos muy peligrosos que le acechan como es las serpientes o culebras de nuestros bosques (Culebra viperina, culebra de collar, víbora áspid…) pero también otros como la nutria.

Libros de fauna Pirineo

Deja un comentario