AVENTURA EN LOS ALPES: LOS CUATRO MILES DEL MONTE ROSA

Tres días en el MONTE ROSA haciendo CUATRO MILES

El objetivo era hacer el máximo de cuatro miles de la zona del Monte Rosa pero la meteorología nos iba a obligar a desistir de nuestras ambiciones y tomar una postura mucho más realista.

Primero, queremos empezar a “aclimatarnos”, antes de ir al refugio de Gnifetti decidimos todo el grupo (12 montañeros) hacer una excursión de senderismo por la zona y subir a un 3000 desde el pueblo de Stafel para acumular metros, estirar piernas y movernos en altura. Para eso, elegimos subir al pico Alta Luce de 3.184 m, ya estamos en los Alpes Italianos y en el macizo del Monte Rosa, lo encontramos sin nieve y sin dificultades técnicas. Para Sergio su primer 3000. Contra más tiempo pasemos andando en altura mejor nos sentiremos en un futuro así que unos nos lo tomamos con mucha calma (Kiko, Clara, Toni, Merche, Luis, Amaranta y yo) y “gastamos” mucho tiempo en la ruta, la mitad del equipo (David, Guim, Sergio, Dani y Jordi) decide bajar en modo “trail running” y disfrutar de la montaña de otra manera también muy pero que muy divertida.

cuatromiles-MONTE-ROSA-alpes

Alto Luce (Hochliecht) en los Alpes Italianos en el Macizo MONTE ROSA, un tres mil (3.184 m) para aclimatar

TRES días y DOS jornadas de montaña en el MONTE ROSA

Podemos plantearnos la montaña de muchas maneras pero venimos de muy lejos y “a priori” pensamos en hacer alpinismo en cotas altas y olvidarnos del senderismo en cotas más bajas ya que 4000 no tenemos en España, pero no hay que olvidar que la zona del Monte Rosa es espectacular tanto en las cotas altas con nieve como en las cotas bajas hay que decidir dónde quieres estar, la montaña es grande y si solo tienes unos días no puedes llegar a todo. Por eso, si cuentas con el tiempo justo necesitas tomar teleféricos que te suban lo más alto posible y quitarte horas de caminar con peso (hay que llevar equipo para asegurarse en grietas y progresar en nieve) y un desnivel, que evidentemente no estoy diciendo que sea innecesario o que no haya que hacer, pero cada cuál debe valorar en que utilizar su tiempo. En mi caso, prefiero coger el teleférico y tener opciones de hacer cuatro miles que utilizar el día en subir desde abajo para llegar simplemente al refugio. Todo está bien si es lo que decides.

Día 1: Aproximación al Refugio Gnifetti y PUNTA VINCENT 

El primer día

El objetivo sería llegar al refugio Capanna Gnifetti localizado a 3.647 m de altura y después dependiendo de las horas de llegada y de las fuerzas se podría intentar alguna ascensión por la zona, como subir a la Punta Vincent, el 4000 más cercano.

Aproximación al Refugio Gnifetti desde Gabiet (2.300 m) – Passo del Salati (2.900 m) – Indren (3.275m)

El punto de partida es el pueblo de Staffal (1.818 m) situado en el Valle de Gressoney cerca del Valle de Aosta en Italia. En Staffal tenemos varios teleféricos, unos que van hacia la zona del refugio Gnifetti por la vertiente italiana (3 teleféricos que se van enlazando y que cogeremos) y otros también importantes al otro lado de la montaña para ir hacia la zona del pico Cástor (otro de los objetivos para la segunda parte de nuestra estancia del Monte Rosa, aunque la meteorología ya no nos dejaría hacerlo).

Nos encontramos a principio de Agosto y nos informan que el tiempo en los próximos días no será muy bueno, temperaturas bajas y nevadas en cotas altas además de fuerte rachas de viento en las cimas. Pero hoy no hace mal tiempo y tenemos el día para hacer “algo”, decidimos coger los teleféricos para ir hacia el refugio de Gnifetti y ver cómo acaba la cosa. Un grupo formado por David, Jordi, Sergio y Dani se encuentran en un apartamento en Staffal y el otro grupo está en el pueblo anterior (Gressoney La Trinité), Toni, Guim, Amaranta, Clara, Merche, Luis, Kiko y yo. Doce personas para quedar, agruparse y empezar a moverse ya es casi una odisea, los tiempos siempre se alargan pero al final conseguimos estar “creo” que antes de las 9 a las puertas del primer teleférico para empezar nuestra excursión (los teleféricos no se ponen en marcha antes de las 8 h con lo que no puedes llegar pronto arriba nunca), tras aparcar los coches en el gran aparcamiento gratuito que hay en el pueblo de Staffal.

La aventura nos lleva primero a enlazar los 3 teleféricos, el primero nos deja en Gabiet (2.300 m), el segundo a en el Passo del Salati (2.900 m), aquí caminaremos unos cientos de metros para coger el siguiente telecabina que nos llevará a al paso Indren (3.200 m). Desde aquí hasta el refugio de Gnifetti ya solo quedarán 350 m de desnivel positivo a superar 1:30 – 2 h.

En la Punta Indren encontramos el sendero que lleva tanto al Refugio Mantova como al refugio Gnifetti, hay que cruzar el Glaciar Endre, está muy “jodido” con tanto cambio climático, lo encontramos herido de muerte, el hielo es fino y hay tramos que se puede ver hasta las piedras (¡¡terrible!!) pero nos ponemos crampones para pisar el hielo aunque no nos encordamos, no hace falta ahora no hay grietas porque no hay casi hielo y por supuesto, no hay rimaya que temer. Hay una traza hecha en el glaciar y encontramos gente que va incluso sin crampones (realmente se puede si tienes costumbre pero con crampones se camina mejor sin duda).

Llegamos rápidamente al final del glaciar Endre para encontramos con un pedregal de rocas grandes pero con la senda bien marcada, progresamos entre rocas para acercarnos a una zona “divertida” de pasos equipados con cuerdas, clavijas y escalones para superar una pared bastante vertical. No presenta grandes dificultad, hay que recordad que para estar aquí ya se necesita una cierta experiencia en montaña, una cierta condición física y una cierta calidad técnica incluso aunque lleves guías de montaña. Este tramo equipado es corto y no nos llevará mucho tiempo, después llegaremos a la cresta que separa los glaciales de Ender y el que pretendemos atravesar ahora, el Glaciar Garstelet. En sí, la zona no es que sea muy larga pero nos hemos quitado los crampones para superar los tramos de rocas y nos los tenemos que volver a poner para pisar el Glaciar de Garstelet, hacia abajo queda el refugio de Mantova (por el que no pasamos). Si subimos el glaciar ya nos llevaría a la Piramide Vincent (o Vincent Pyramide) de 4.215 m y tras pasar el collado al resto de 4.000 m de la zona. Pero nosotros tenemos que cruzar el Glaciar Garstelet e ir al refugio de Gnifetti, el cuál ya vemos encima de una montaña pequeña y elevada que divide el glaciar. El Gnifetti aparentemente está en un sitio protegido de aludes pero para llegar al mismo debemos utilizar un paso equipado de grapas y escaleras de unos cuantos metros por el Glaciar de Garstelet o por la parte de atrás superar una escalera de bomberos asegurada para superar un tramo vertical. Llegar al refugio Gnifetti ya no es para todo el mundo, esto es alpinismo no es senderismo.

Llegamos al refugio Gnifetti tras quitarnos los crampones para subir la pequeña vía ferrata de acceso, descargamos durante un buen rato todo el material que no necesitamos, comemos algo y después de más de 1 hora en el refugio nos organizamos para caminar, estos momentos son lentos y tediosos pero es lo que tiene ser 12 montañeros y yo personalmente me estoy “desesperando”, soy de la opinión que quizás estemos perdiendo un tiempo precioso para optar por la Piramide Vincent.

cuatromiles-MONTE-ROSA-alpes

Tras el primer teleférico Gabiet (2.300 m)y el segundo a en el Passo del Salati (2.900 m), llegamos a Punta Indren, el tercer teleférico que nos deja a 3.200 m desde dónde empezaremos a caminar todo el equipo(de izq a der y de arriba a abajo: Jordi, Guim, Toni, Clara, Merche, Amaranta,Sergio y Yo, en la otra fila David, Dani, Kiko y Luis)

cuatromiles-MONTE-ROSA-alpes

Guim y Toni al salir del teleférico en Punta Indren. Glaciar Endre detrás

cuatromiles-MONTE-ROSA-alpes

Al pasar el Glaciar Endre encontramos una zona rocosa con paso equipados. Clara atacando con decisión a pesar de estar saliendo de una lesión importante

cuatromiles-MONTE-ROSA-alpes

Siguen a Merche, Amaranta y Toni en la zona de transición entre los glaciares de Endre y de Glaciar de Garstelet

cuatromiles-MONTE-ROSA-alpes

Paso equipado entre Glaciar Endre y Glaciar Garstelet

cuatromiles-MONTE-ROSA-alpes

Paso equipado entre Glaciar Endre y Glaciar Garstelet.

cuatromiles-MONTE-ROSA-alpes

Llegando al Glaciar Garstelet, al cruzarlo está el refugio de Gnifetti. Hay que ponerse crampones de nuevo por precaución, el glaciar en esta zona no es peligroso por grietas

cuatromiles-MONTE-ROSA-alpes

El día se está tapando justo antes de llegar al paso equipado o ferrata que nos sube al refugio gnifetti, Dani y en el glaciar Garstelet en Monte Rosa

cuatromiles-MONTE-ROSA-alpes

Ferrata para subir al refugio Gnifetti

Refugio Gnifetti a Piramide Vincent (4215 m)

El tiempo parece que está cambiando así que decidimos sin demasiado convencimiento que a las 14 h, “estemos dónde estemos” daremos la vuelta. Volvemos a bajar el tramo de vía ferrata para llegar al Glaciar de Garstelet y en vez de cruzarlo progresar hacia arriba. Antes hemos estado un buen rato atrapados, es una zona dónde se forma un “tapón” de gente subiendo, bajando, poniéndose y quitándose crampones y acabamos estresados. Nos ponemos los crampones en precario y tras la impaciencia de algunos que se encuentran algo incómodos en el glaciar, salimos de aquí lo más rápidamente que se puede para separarnos unos metros del tapón e iniciar las maniobras de encordarse y progreso en glaciar. Montamos 3 cordadas, de cuatro personas cada una, primera cordada el equipo más “trailrunning” pero menos montañero formado por Jordi, Dani, Sergio y David, segunda cordada capitaneada por Guim, seguido por Luis, yo y Kiko (el más experto del grupo) cerrando, tercera cordada formada por Merche (que es la que más se ha estudiado los itinerarios, las técnicas de progresión y rescate en glaciar), Amaranta, Clara (que sale de una lesión importante) y Toni (también muy implicado en la organización, en los detalles y en hacer grupo).

En el refugio Gnifetti (3647 m) nos informan que las grietas grandes empiezan a partir de los 4.000 m pero hay que encordarse antes ya que nunca sabes por dónde estás pisando. Salimos las tres cordadas siguiendo huellas anteriores del paso de otros montañeros, la cordada de Jordi progresa rápidamente y se empiezan a distanciar. Aproximadamente, a las 12 h hemos salido del refugio y hemos estado un buen rato para empezar pero poco a poco vamos progresando, cierto que hay gente que nota la altitud y no funciona todo lo bien que quisiera, otros por lesiones van haciendo lo que pueden pero al final todos vamos avanzando.

Sin niebla y con buen tiempo, no hay ninguna dificultad para orientarse y llegar a la cima, simplemente hay que ir subiendo el glaciar (evitando las grietas) y antes de llegar al collado desviarse hacia la derecha hacia la pala final que nos llevará a la “llana” cima de la Pirámide Vincent de 4.215 m.

A las 14 h, el primer grupo está llegando a la pala final de la Piramide Vincent, están separados del segundo y tercer grupo, los vemos girar y bajar por sus propios pasos. Ahora el día es espléndido, hacer sol y calor y aunque estamos cansados tenemos mucha motivación para llega a la cima, curiosamente Kiko que es el escalador del grupo y el más acostumbrado a venir a Alpes no tiene ningún 4.000 en su haber, para mí esto es un punto a favor, lo tengo en mi cordada y yo que tengo ganas de llegar a la cima espero que su motivación y la del resto del grupo sirva para que nadie quiera darse la vuelta (a pesar de lo comentado en la puerta del refugio) pero la montaña y la experiencia en ella te hace entender que a veces hay que ser flexible y recalcular de nuevo los objetivos. Si hubiera hecho mal tiempo no hubiera dudado en darme la vuelta, en este sentido soy bastante conservadora (alguna vez haciendo un vivac de emergencia y pasándolo mal ya te hacer ser más consciente de los peligros) pero el día ha dado un giro, es relativamente pronto y estamos cerca, en 30 minutos ó 1 h estaremos en la cima a 4215 m, no podemos darnos la vuelta así que nos cruzamos al primer grupo que vuelve pero nosotros decidimos seguir hasta la cima. El tercer grupo algo más lento decide tomar nuestra misma decisión. La montaña es curiosa pero al final ese día conseguimos cima los que “teóricamente” estábamos menos fuertes, la motivación y la toma de decisiones condiciona sin duda el presente y futuro. Cada cuál es libre y no hubo decisiones equivocadas pero personalmente me alegré de estar en una de las cordadas que decidió subir, no es fácil ir lejos de casa a hacer alta montaña, y las oportunidades cuando se presentan tan claras no se pueden dejar pasar.

Llegamos la primera cordada que decide subir a las 15 h aproximadamente a Piramide Vincent, Kiko está tan alegre que cumple su promesa de darnos un “morreo”, que le vamos a hacer es su primer 4.000 y está pletórico de felicidad. Mientras viene la segunda cordada, nos hacemos fotos, nos abrazamos y contemplamos todo el macizo que está ahora muy despejado de nubes. Aunque hacer sol y no hace viento, las temperaturas son algo bajas en la cima, creo que entre 0 y 10 grados. 15 minutos más tarde aproximadamente llega la segunda cordada, más abrazos, besos y morreo de algunos, fotos, videos y felicidad. De paso hemos liado las cuerdas de las dos cordadas y nos pasamos un rato para volver a la normalidad y bajar, ahora tenemos algo de frío, son las 16 h. Bajamos por el mismo sitio que hemos subido, la pala de nieve tiene la traza muy marcada pero hay que prestar atención para no caer, en 10 minutos o antes ya la hemos superado. Bajamos muertos de hambre, sed y con calor pero antes de cambie de nuevo el tiempo queremos llegar al refugio de Gnifetti, parece que unas nubes se están acercado y que será cierto que mañana hará mal tiempo.

A la vuelta preferimos entrar por la parte trasera del refugio de Gnifetti, por la escalera de bomberos, para llegar aquí debemos cruzar unas grietas pequeñas con puentes de hielo y algo más peligroso pero tardamos menos y ya tenemos ganas de llegar. Antes de las 17:30 h estamos las 2 cordadas en el refugio de Gnifetti, y la primera ya hacer rato que llegó se encuentran acomodados en las habitaciones.

monte-rosa-piramide-vincent

Somos 12 en tres cordadas, mi cordada está formada por Guim, Luis, Kiko y yo. En la foto Luis y delante Guim en el Glaciar Garstelet, parece que la meteo no acompaña pero después nos dará una tregua para hacer la cima y volver. Al día siguiente será mala la meteo.

MONTE-ROSA-ALPES

Estamos llegando cerca del Collado de Lys, aquí hemos decido para agruparnos, comer algo y decidir si seguir o no, es tarde (14 h aprox.) pero la meteo ha mejorado y estamos a tiempo, yo quiero subir y mi cordada también. Una cordada baja y la última de las tres también decide subir, subiremos finalmente 8 de 12 montañeros a la Piramide Vincent y será el primer 4.000 de Kiko, curioso ya que es el más experto del grupo.

MONTE-ROSA-ALPES

Última pala antes de llegar a la cima de la PIRAMIDE VINCENT, en el MONTE ROSA. Guim y Luis van delante en la cordada

MONTE-ROSA-ALPES

Kiko cierra la cordada, Collado de Lys le queda atrás

MONTE-ROSA-ALPES

Mi cordada es la primera en llegara a la cima de la Piramide Vincent, estamos felices y nos hacemos fotos y videos mientras llega la segunda cordada

MONTE-ROSA-ALPES

Selfie de Guim para foto de la cima de las dos cordadas, y lio de cuerdas que nos llevará un rato deshacer pero ha valido mucho la pena subir

cuatromiles-MONTE-ROSA-alpes

Feliz de llegar a 4225 m, la cima de la Piramide Vincent. NONSTOP.

Monte-rosa-Glaciar-Garstelet

Bajando de la cima y a la altura de 4000 m empiezan la zona de las grietas en el Glaciar Garstelet, es la zona más peligrosa de la ruta, la haremos tanto de subida como de bajada (y repetiremos dos días más tarde para ir a la Punta Gnifetti, al final 4 veces pasaremos algunos por aquí).

Monte-rosa-Glaciar-Garstelet

Zona grieta Glaciar Garstelet, Guim delante seguido por Luis

Monte-rosa-Glaciar-Garstelet

Zona grieta Glaciar Garstelet la más peligrosa pero la que más fotos se lleva

Monte-rosa-Glaciar-Garstelet

Algunas de las grietas son impresionante pero lo que más impresiona es no saber si debajo tienes un puente de nieve resistente o uno debilitado

cuatromiles-MONTE-ROSA-alpes

A lo lejos y antes de llegar al refugio por la parte norte podemos deleitarnos con las vistas del glaciar roto

cuatromiles-MONTE-ROSA-alpes

A la vuelta de la Piramide Vincent decidimos pasar por una zona con más grietas para entrar por la parte norte o trasera del refugio Gnifetti, hay unas escaleras de bomberos para superar una pared vertical. Clara subiendo

cuatromiles-MONTE-ROSA-alpes

Merche saliendo de las escaleras de bombero que suben al refugio Gnifetti

cuatromiles-MONTE-ROSA-alpes

Luis llegando al Refugio Gnifetti, aquí las dos cordadas ya van sueltas y hemos subido sin asegurarnos

Decisiones que marcan el destino

Tras descansar y utilizar el wifi del refugio de Gnifetti ya podemos ver que a partir de mañana, entra un frente helado de mal tiempo que va a dejar nieve y frío durante varios días. Para mañana da lluvia en cotas bajas y nieve en las altas por la bajada importante de temperaturas. Tras cenar en el refugio Gnifetti, ES-PEC-TA-CU-LAR, la comida es deliciosa y abundante, ideal para recuperarse.

Después de cenar empezamos a decidir nuestro futuro próximo o nuestro presente, ¿Qué hacer mañana?, al final se decide madrugar para ver el día, si hace bueno todos intentamos hacer algún pico si no hace bueno, seis (Clara, Kiko, Jordi, Dani, Toni y Guim) bajarían y los otros seis (Sergio, Merche, David, Amaranta, Luis y yo) nos quedamos un día más para el siguiente intentar algo si el tiempo deja.

El día 2 el tiempo se levanta tapado y con ganas de empezar a llover.

Día 2: Atrapados en el REFUGIO GNIFETTI 

El segundo día

Seis de nosotros deciden bajar al valle por mal tiempo y hacer turismo o lo que se pueda de montaña, los otros seis nos la jugamos y de momento nos quedamos un día más. Tras el desayuno y ya lloviendo el grupo se divide y se despide en 2 días nos volveremos a ver. Los que nos quedamos en el refugio pasaremos el día durmiendo, comiendo y aclimatando. Sergio ha perdido el apetito y otros se quejan de dolor de cabeza, esto es normal es por la propia aclimatación, estamos a 3.647 m. Además de dormir y descansar aprovechamos para hacer fotos del exterior y practicar maniobras de rescate para el día siguiente. Quedamos en levantarnos a las 4 h para salir a las 5 de la mañana, hacer la Punta Gnifetti (casi hemos descartado que no podremos hacer ningún pico más de la zona) volver hasta el refugio (sin entrar) y bajar hasta los teleféricos para ir a Staffal. El último teleférico es a las 17 h (si no recuerdo mal), así que tenemos que madrugar para no perderlo.

Día 3: Refugio Gnifetti (3.647 m) – PUNTA GNIFETTI (4.554 m) – Glaciar de Garstelet – Glaciar Endre – Paso Indren (3.200 m) – Passo dei Salati (2900 m ) – Gabiet (2.300 m) Stafal (1.818 m)

La cima de la Punta Gnifetti (en suizo Signalkuppe) mide 4.554 m, situada en pleno macizo del Monte Rosa es muy popular porque en su cima se encuentra el refugio más alto de los Alpes, el refugio Margherita a la misma altura que el pico.

El tercer día

Refugio Gnifetti (3.647 m) – Collado del Lys (4.248 m) – Punta Gnifetti (4.554 m)

Ayer llovió en un primer momento pero las temperaturas fueron bajando y acabo nevando. Nos fuimos a dormir preocupados y poco optimistas, pero motivados para intentarlo y con las ganas intactas.

Son las 5 h pasadas, ahora ya somos el penúltimo grupo en salir, estamos divididos en dos cordadas de 3 personas, Merche – Amaranta – Sergio y David – Luis – y yo. Pero esta vez, iremos todos muy juntos para ayudarnos en caso de necesidad. Decidimos bajar por la escalera de bomberos y empezar a caminar por la parte trasera, mucho más rota por las grietas pero más corto. Todas las cordadas han ido por este lado y nosotros decidimos hacer lo mismo. Yo soy reacia, prefiero dar más vuelta e ir por un sitio más seguro (el año pasado en el Oberland Bernés ya pasé “miedo” pero reconozco que estas grietas no tienen nada que ver con el “campo de minas” que encontramos en el glaciar suizo), al final vamos por dónde todo el mundo y es un acierto.

Nos encontramos que las trazas o huellas han desaparecido con la nevada y alguna grieta ha quedado más tapada, pero como somos de los últimos en salir ya vemos nuevas pisadas que decidimos seguir. El día de momento es frío pero precioso, es de noche todavía y se ven frontales a lo lejos ascendiendo con cierta velocidad (algunos ya están cerca de los 4000 metros, en la zona de mayores grietas).

En la zona se encuentran los Liskamm, Blamenhorn, la Punta Parrot, el Corno Nero, Piramide Vincent que pasaremos de largo para ir a nuestro objetivo la Punta Gnifetti, en un día “bueno” de montaña puedes aventurarte y hacer bastantes 4.000 en una sola jornada. Hoy no es el día y solo intentamos llegar la Punta Gnifetti.

Progresamos lentamente pero de momento sin pararnos por el glaciar, el tiempo es frío y malo, están entrando las nubes, bajando la niebla y según vamos llegando al collado notamos más el viento. Antes se puede ir al refugio Giordano con su cristo de metal pero está envuelto en nubes y no es nada apetecible, aquí está el Blamenhorn (4.167 m) al cual se accede subiendo clavijas y cuerda fija, lo dejaremos a la derecha para llegar al Collado del Lys (4.248 m) y empezar el llaneo, descenso y finalmente el ascenso hacia nuestro primer objetivo, el refugio Margharita y la Punta Gnifetti.

Ya en el collado notamos que las cosas no van bien, hace viento, tenemos mucho frío y nos movemos muy lentamente. Atravesamos el collado siguiendo a otras cordadas, dejando a nuestra derecha la Punta Parrot (de 4.432 m al que se accede por una cresta cimera sin mayor dificultad especialmente porque suele haber traza hecha, la cumbre es el final de la cresta y es estrecha), si se sigue se baja a un collado para luego ascender a la Punta Gnifetti. Nosotros pasamos de largo la Punta Parro y subiremos por la gran pala de la Punta Gnifetti que tomamos antes de llegar a un collado. De momento estamos dejando los 4000 a nuestra derecha para ir por el lateral de la montaña, empezamos a encontrar alguna cordada que va en dirección contraria (suponemos que han hecho noche en el refugio Margharita o que hayan madrugado mucho y estén de vuelta), por otro lado, el tiempo todavía no es del todo malo y vemos como vuelan los helicópteros con carga hacia el refugio de Margharita. Pero esto va a cambiar en cuestión de minutos, nos encontramos bajo una zona de seracs impresionantes, la niebla va y viene igual que el viento. Algunos del grupo empezamos a incrementar el paso y apretar al resto, al poco Amaranta no se siente muy bien tiene dolor de cabeza y ganas de vomitar (es mal de altura) pero ya estamos muy altos y cerca del objetivo, ahora sopla el viento, hace frío y estamos muy, muy cerca de la pala final que nos lleva al refugio Margharita y Punta Gnifetti, en cierto modo, la presionamos para seguir y ella está motivada suficientemete para intentarlo. Hay cierta tensión en el grupo, las condiciones son malas y estamos pasando frío, la ventisca se siente y nos golpea a la cara, son los peores momentos desde que hemos llegado al Monte Rosa (aunque aquí no imaginábamos que habría de peores). Merche, decide cambiarle la posición en la cordada a Amaranta para que esta vaya la primera, en teoría es la que lo está pasando peor y ella nos marcará el ritmo. Los últimos metros de ascensión los hará ella, valiente bajo un fuerte viento, casi sin ver llegamos al refugio Margharita.

cuatromiles-MONTE-ROSA-alpes

ESTE MOMENTO ME ENCANTA. Al amanecer bajamos por las escaleras de bomberos y con frontales subimos por el Glaciar de Garstelet hacia la Punta Gnifetti pasando por el Collado de Lys

cuatromiles-MONTE-ROSA-alpes

El día hoy será increíble, pasaremos mucho frío para acabar llegando a Staffal casi en manga corta, día despejando al principio para convertirse en lleno de niebla, ventisca y temperaturas bajo cero justo en la cima de la Punta Gnifetti, sin el refugio de Margherita en la cima no lo hubieramos subido. En esta ocasión subiremos 6 personas de los 12 iniciales en dos cordadas, una formada por Merche, Amaranta y Sergio y otra por David, Luis y yo.

cuatromiles-MONTE-ROSA-alpes

Mientras esperamos a la otra cordada que empiece a caminar nos hacemos fotos

cuatromiles-MONTE-ROSA-alpes

David y Luis en mi cordada fue un placer compartir con ellos esta unión. David nos hizo de guía y Luis aguanto que no le dejara pararse a comer

cuatromiles-MONTE-ROSA-alpes

La cordada de Merche, Amaranta y Sergio pasando por la zona de grietas gigantes

REFUGI MARGHERITA, el más alto de los Alpes

Imposible hacerse fotos en la cima de la Punta Gnifetti, entramos al refugio Margharita nos quitamos la cuerda, crampones y pasamos al cálido comedor para comer algo y entrar en calor. Está a rebosar de gente, nadie está fuera, es literalmente imposible. El tiempo ha cambiado radicalmente, estaremos casi 1 hora en el refugio, aunque es el primer 4.000 para Sergio y David todavía no lo están disfrutando. Si no estoy equivocada hemos llegado a las 10 h y salimos pasadas las 11 h, peligra coger el teleférico para bajar a Staffal. Algunos tenemos ganas de irnos, el tiempo está cambiando y todavía hay buena visibilidad. Pero ya se sabe cuando vas en grupo todo es mucho más lento y de nuevo algo de desesperación por las largas esperas…

Tras más de 1 horas y recuperados del frio, nos volvemos a encordar y dejamos que David sea el encargado de hacer un selfie de grupo en la cima. Hace temperaturas por debajo de 0 grado y mucho viento, quitarse un guante para hacer una foto es un peligro. No podemos pararnos a hacer fotos, decidimos hacer una (David es un valiente) y bajar sin perder ya más tiempo.

Nada más salir, el viento nos golpea brutalmente a la cara y el frío nos paraliza, David intenta hacer “la foto de la cima” pero el móvil no funciona correctamente por el frío, al final consigue hacer algo e imposible comprobar si ha quedado bien o no (más tarde certificamos que no se ve nada en la foto, solo nosotros en la niebla pero no se distingue ni el refugio). Bajamos rápidamente la pala y al acabar esta nos invade la niebla de tal manera, que no podemos ver más allá de 5-10 metros, a duras penas vemos el compañero que llevamos unidos a nuestra cuerda, ya no guardamos distancia de seguridad, el nerviosismo invade al grupo. NO SE VE NADA, no se distinguen las huellas en el suelo (¡¡es increíble!!), es como estar en una habitación blanca llena de humo. A la niebla hay que añadirle la ventisca y las bajas temperaturas. En este momento, me alegro de llevar dos GPS en el grupo, uno en cada cordada (Merche y yo), solo tenemos que seguir el track que hemos grabado (la vuelta es por el mismo sitio), no puedes ir con el GPS en la mano pero si podemos consultarlo y mantener la calma e intentar encontrar las huellas. En un momento determinado se despeja ligeramente y vemos varias cordadas delante nuestro con el mismo problema, también intenta llegar al Collado de Lys y tampoco ven nada, el primero de toda las cordadas (igual hay 15 personas en varias cordadas) parece llevar GPS y parece ser guía, esto nos da confianza para apretar el paso y ponernos a la “cola del personal”, se trata de salvar el “pellejo” así que la unión hace la fuerza aunque eso sí, tanto Merche como yo, vamos consultando el track para comprobar que no nos salimos del camino pero ahora vamos todos muchos más relajados.

Con el frío y la niebla llegamos al Collado de Lys en poco tiempo, de repente el tiempo aunque sigue siendo malo parece haber mejorado sustancialmente (en la Punta Gnifetti no lo parece, allí sigue muy tapado y es probable que siga la ventisca), el viento es racheado pero menos fuerte, la niebla va y viene pero vemos bastantes metros, incluso el sol se va colando a ratos. Podemos incluso pararnos para tomar algo de líquido.

cuatromiles-MONTE-ROSA-alpes

Esta foto es justo antes que empezara a cambiar la meteo y antes de llegar al Collado de Lys

cuatromiles-MONTE-ROSA-alpes

Subiendo al llegar al Collado de Lys, el tiempo empieza a “girarse”, empieza la ventisca, el frío, la niebla y los problemas físicos de Amaranta, no hay fotos ni video de estos momentos igual que de la cima existe una que tiene David pero no se aprecia casi nada. Al llegar al refugio estuvimos 1 hora o más recuperándonos del frío y costó movilizarnos de nueva, teniamos que volver a Staffal ese día y a poder ser sin perder los teleféricos. Luis y Sergio recuperandose.

cuatromiles-MONTE-ROSA-alpes

Las dos cordadas en el refugio Margherita donde se encuentra también la cima de la Punta Gnifetti

cuatromiles-MONTE-ROSA-alpes

Yo mirando el cártel del refugio Capanna Regina Margherita a 4559 m, hay Wifi!!! que tiempos vivimos

Ya que estamos, que no vamos a hacer más pico y que el día no es bueno, todos los que estamos en el Collado de Lys decidimos bajar por el glaciar rápidamente. A los 30 minutos ya hemos pasado incluso la zona más peligrosa de las grietas, ya estamos incluso acalorados, ya ha salido hasta el sol. Estamos felices de haber salido del peor momento, de haber hecho la Punta Gnifetti y de bajar tan rápido. Nos felicitamos y nos quitamos ropa, ya somos conscientes que llegaremos a tiempo (si no pasa nada) al Paso Indren donde encontraremos el primer teleférico. El sol aparece, aunque seguro que en las cotas altas sigue soplando el viento y haciendo mucho frío, aquí estamos de “lujo”. Pasamos de largo el refugio Gnifetti para llegar a las rocas, antes de entrar en el paso equipado que nos llevará del Glaciar de Garstelet al Glaciar Endre. Otra vez nos pondremos y nos quitaremos crampones pero ya queda poco para llegar al Teleférico y a la zona confort de los apartamentos de Staffall dónde tenemos al resto de compañeros, ya tenemos ganas de saber como les ha ido el día y de paso planificar los siguientes, que con el mal tiempo ya no podremos subir al Castor (4.228 m) pero al día siguiente se harán cosas muy divertidas como bailar a 2.727 m en el bar-restaurante-refugio-Bettaforca dónde nos trataron muy bien, después aproximarnos hacia el refugio Quintino Sella al que no llegaremos por mal tiempo pero algunos a la vuelta haremos una la ferrata de Jose Angster en Gressoney-Saint-Jean por la tarde (Kiko, Guim que es su primera y yo).

cuatromiles-MONTE-ROSA-alpes

El tramo: Collado de Lys-refugio Marghareta-Collado de Lys ha sido lo más duro del día pero al llegar de nuevo al collado empezamos a ver un cambio de día

cuatromiles-MONTE-ROSA-alpes

Al final hemos podido hacer una gran jornada y ha valido la pena quedarnos atrapados 1 día en el refugio Gnifetti, a los Alpes no podemos venir cada día y menos a estas altitudes

cuatromiles-MONTE-ROSA-alpes

Al día siguiente aunque hace mal tiempo nos da tiempo a subir a bailar y disfrutar en el refugio de Colle Betta a 2727 m donde nos tratarán muy bien

Ha sido otra experiencia mi paso por el Monte Rosa siempre aprendo algo, en esta aventura no solo he aprendido de la montaña sino de mis compañeros.

Video de los 4000 de MONTE ROSA

Video Alto Luce en el MONTE ROSA

Deja un comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Nonstop se reserva el derecho a eliminarlos y a no publicarlos.